Capitulaciones Matrimoniales

Las capitulaciones matrimoniales son un contrato mediante el cual la pareja que se dispone a contraer matrimonio pacta el régimen económico que los va a regir durante el matrimonio.

Las capitulaciones matrimoniales son convenciones o acuerdos que celebran los futuros esposos antes de contraer matrimonio, relativas a los bienes que aportan a él, y a las donaciones y concesiones que se quieran hacer el uno al otro. Artículo 1771 del Código Civil Colombiano.

Las capitulaciones son irrevocables desde el día de la celebración del matrimonio y, una vez celebrado, no podrán alterarse, ni siquiera con el consentimiento de las personas que intervinieron en su otorgamiento.

El notario ante quien se extiende la escritura contentiva de capitulaciones hará saber a los comparecientes que deben establecer y describir los bienes que aportan al matrimonio, con expresión de su valor y una razón circunstancial de las deudas de cada uno, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 1780 del Código Civil. Ahora bien, el objeto primordial de las capitulaciones matrimoniales está encaminado a fijar por los futuros cónyuges el régimen de bienes que ha de regir sus relaciones patrimoniales una vez celebrado el matrimonio.

Teniendo en cuenta que con las capitulaciones se persigue básicamente una forma de organización patrimonial antes de contraer matrimonio o antes de la unión marital de hecho, con la que se determina los bienes a aportar o las donaciones y concesiones que se quieran hacer el uno al otro, no es viable que manifiesten la no creación de la sociedad conyugal o sociedad patrimonial, toda vez que ésta no es la esencia de las capitulaciones, y máxime cuando la sociedad conyugal nace por el hecho del matrimonio o la unión patrimonial de hecho por la declaratoria judicial que haga de ésta el respectivo juez de familia.

Según lo dispuesto por el artículo 1780 del Código Civil “Las capitulaciones matrimoniales designarán los bienes que los esposos aportan al matrimonio, con expresión de su valor y una razón circunstanciada de las deudas de cada uno; con ésta no se da transferencia de bienes y, por lo tanto, no hay lugar a inscripción en la oficina de registro de instrumentos públicos a que corresponda cada inmueble, ni a exigir paz y salvo alguno, pero sí son objeto de registro en el Libro de Varios, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1o. del Decreto 2158 de 1970.

Este concepto se emite de conformidad con lo dispuesto por el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.


REQUISITOS:

    Incluyentes:

  • Fotocopia de la Cédula de ciudadanía ampliada al 150 de los futuros contrayentes.
  • Fecha de la celebración del matrimonio.
  • Avalúo catastral del (los) inmueble(s) objetos de la capitulación (recibo del predial) .
  • Certificado de tradición.
  • Titulo anterior (escritura mediante la cual el o la contrayente adquirió el inmueble).
  • Excluyentes:

  • Fotocopia de la Cédula de ciudadanía ampliada al 150 de los futuros contrayentes.
  • Fecha de la celebración del matrimonio.
  • Avalúo catastral del (los) inmueble(s) objetos de la capitulación (recibo del predial).
  • Certificado de tradición.
  • Titulo anterior (escritura mediante la cual el o la contrayente adquirió el inmueble).
  • Con régimen separado de bienes

  • Fotocopia de la Cédula de ciudadanía ampliada al 150 de los futuros contrayentes.

    1. PARA INMUEBLES:

  • Copia de las Cédulas de Ciudadanía, Pasaporte o Cédula de Extranjería de los futuros contrayentes.
  • Certificado de tradición.
  • Impuesto predial del presente año cancelado.
  • Certificado de estado de cuenta del Instituto de Desarrollo Urbano actualizado a la fecha.
  • Avalúos catastrales.
  • 2. PARA VEHÍCULOS:

  • Copia de las Cédulas de Ciudadanía, Pasaporte o Cédula de Extranjería de los futuros contrayentes.
  • Impuesto vehicular del presente año cancelado.
  • tarjeta de propiedad o licencia de tránsito vehicular.
  • 3. PARA ACCIONES:

  • Copia de las Cédulas de Ciudadanía de los futuros contrayentes.
  • Cámara de comercio
  • Si hay acciones inscritas en bolsa, una certificación de la Bolsa de Valores a la fecha de firma de la escritura, si no lo están, declaración de renta del año anterior en donde conste su valor.